My Blog

Aprende a limpiar tu parrilla

Aprende a limpiar tu parrilla

Tener una parrilla en casa es sinónimo de encuentros con familia y amigos y de buena comida. Las parrillas remiten a celebraciones, reuniones y sobre todo a asados: ese gran plato típico de la gastronomía mexicana que nos representa e identifica. Pero, ¿sabes cómo limpiar una parrilla?

Los asados o cualquier otra delicia que se prepare a la parrilla tiene ese gustito particular a ahumado, a brazas quemadas, a madera, humo y carbón. Un sabor único y personal. Carne, verduras, pizzas, todo queda más rico a la parrilla. 

Todo buen cocinero o asador, sabe que la limpieza de su cocina o de sus asadores es primordial y fundamental ya que allí se manipulan alimentos que luego comeremos. 

No sólo debe estar limpia cuando empieza a cocinar sino que debe dejarla en las mismas condiciones luego de su utilización. En este libro de ideas queremos contarte algunos tips para que la limpieza de tu parrilla sea una tarea fácil y exitosa.

¡Manos a la obra!

Los asados o cualquier otra delicia que se prepare a la parrilla tiene ese gustito particular a ahumado, a brazas quemadas, a madera, humo y carbón. Un sabor único y personal. Carne, verduras, pizzas, todo queda más rico a la parrilla.

Cómo veremos más adelante el mundo de las parrillas es amplio y diverso. Quizás, en algunas casas hayas notado que ese elemento se ubica dentro de un horno de barro, se complementa con un chulengo o puede ser una parrilla a gas. 

Independientemente de cuál sea el modelo o tipo de parrilla, es un hecho que, en algún momento, debes limpiarla. Pues la leña para el carbón, junto con la carne para asar, suele ensuciarla.

Te puede interesar: cocina a las brasas y mejora tu salud

El mundo de la parrilla

Como sabemos, existe una amplia gama de parrillas. Una bien completa puede tener un brasero donde encender el carbón, un cajón para extraer las cenizas al terminar con el asado, un espacio de guardado y almacenado de carbón y leña y hasta inclusive, un horno de barro como complemento.

Hay otras que son pequeñas y movibles, y otras que en lugar de leña o carbón utilizan gas envasado. Lo cierto es que cualquiera sea la parrilla que tengas es fundamental que esté prolija y limpia cada vez que vayas a utilizarla ya sea en tu quincho o jardín.

limpiar una parrilla

Antes de empezar

Antes que nada debemos saber qué elementos necesitaremos para limpiar nuestra parrilla. Y esto es simple y sencillo: un buen cepillo de acero si tenemos una parrilla que no es enlozada, o uno de cerdas si lo es. 

Además vamos a necesitar: fuego, agua con un chorrito de vinagre y papel de cocina o papel de diario.

Lo ideal será limpiar nuestra parrilla una vez terminada de usarse cuando aún está algo caliente o tibia aunque también es posible hacerlo después.

​El proceso de limpiar la parrilla

Como dijimos, idealmente lo mejor es limpiarla cuando aun está caliente aprovechando ese calor para ablandar todos los restos de asados previos. 

Una vez caliente, los profesionales, recomiendan ir mojando el cepillo de metal (o el de cerdas según esté enlozada o no) en el agua con vinagre. El vinagre ayuda a que se desprendan más fácilmente los restos de grasa.

Raspamos bien toda la parrilla con el cepillo quitando todo rastro de carne, óxido y cualquier suciedad que haya quedado. Luego colocamos la parrilla cerca de las brasas aún prendidas para eliminar cualquier bacteria que se encuentre allí.

Por último repasamos los restos con papel de cocina o papel de diario.

​Otra opción

Hay quienes prefieren quitar la parte d y remojarla un rato en agua caliente con jabón para luego refregarla con detergente. Luego se repasa con el cepillo o una piedra pómez para sacar la suciedad más rebelde.

Ahora te toca a ti

Si tu parrilla ya está limpia seguro será tu turno de sacarte el olor a humo y darte un buen baño reparador.