Recetas, Tips

Recetas para tu olla de cocción lenta

Así que finalmente te compraste una olla de cocción lenta. Conoce algunas de las mejores recetas que puedes preparar en tu nueva slow cooker.

olla de cocción lenta

Así que finalmente te compraste una olla de cocción lenta o slow cooker. ¡Pues felicidades!

Esta es posiblemente una de las mejores inversiones para tu cocina. Ya sea que la hayas comprado o te la haya regalado, seguro ya estás ansioso por comenzar a usarla.

Aquí te comparto algunas ideas de recetas que puedes preparar en tu nueva olla de cocción lenta. Estas recetas son ideales para principiantes con una olla de cocción.

Albóndigas de res

Las albóndigas a menudo requieren más de unas pocas horas de cocción a fuego lento en la estufa para alcanzar un buen sabor.

Aquí, la olla de cocción lenta hace todo el trabajo por ti y los resultados podrían ser incluso mejores.

El mejor asado de cerdo

Si vas a probar por primera vez tu slow cooker, haz esta receta.

La carne de cerdo es ridículamente fácil de hacer en la olla de cocción lenta y los resultados son siempre tiernos, jugosos e impresionantes.

El asado de puerco queda delicioso.

Caldo de pollo

Comenzar con un pollo entero asegura que la sopa tendrá mucho más sabor y mucha carne para triturar para mantener las cosas saludables.

En una olla de cocción lenta es posible hacer esto y tener el mejor caldo de pollo como resultado.

Además, producirá lo suficiente como para guardar en el congelador para más comidas futuras.

Las famosas cebollas caramelizadas en la olla de cocción lenta

Las cebollas caramelizadas agregan un sabor rico y sabroso a casi cualquier platillo, pero desafortunadamente requieren mucho tiempo para hacerlas.

Sin embargo, con esta olla puedes hacer una gran cantidad sin problemas. Usarlas para tus comidas y después congelarlas para usar en otra ocasión.

Las grandes ventajas de una slow cooker

Cocinar con una olla de cocción lenta es muy fácil: ¡simplemente coloca tu comida en la vasija, configúrala y olvídate de todo!

En serio es así de fácil. Yo preparo mi olla de cocción lenta por la mañana antes de irme al trabajo y cuando llego a casa, la comida está lista para servir.

Además, la mayoría de las recetas de cocción lenta no son complicadas de preparar y no requieren ninguna habilidad culinaria para dominarlas.

Otra ventaja de estas ollas es que toda clase de recetas de comida quedan deliciosas.

Comidas como los macarrones, el estofado de ternera e incluso el galardonado chile de olla. Las vasijas mejoran el sabor de una comida.

Además de ahorrar mucho dinero, las slow cookers te ahorran mucho tiempo. Una vez que tienes tu comida colocada en la vasija, no tienes que quedarte parado revolviendo y revisando.

Además, ¿qué preferirías hacer: pasar más tiempo pegado a la estufa o saliendo a pasear?